Supongo que nadie se va del todo...

lo canta Calamaro y le creo, especialmente por estos días.